Iniciativa Trinacional OA

Nueva iniciativa del Golfo de México busca abordar la acidificación de los océanos a través de las fronteras internacionales

Un equipo de científicos de EE. UU., México y Cuba se reunió recientemente para intercambiar información y comenzar el desarrollo de una nueva iniciativa trinacional diseñada para abordar los impactos socioeconómicos de la acidificación de los océanos (AO) en el Golfo de México con base en las necesidades comunes de todas las naciones.

Los ambientes marinos, costeros y estuarinos altamente valiosos y diversos del Golfo de México contienen importantes hábitats y especies, incluidos mariscos, arrecifes de coral, ambientes del fondo marino carbonatado y pesquerías económicamente importantes, que son vulnerables a los impactos de la acidificación costera y oceánica. Además de la amenaza ecológica, AO plantea una amenaza económica para la economía azul del Golfo, que se estima que tiene un valor combinado de $2,04 billones de dólares por año en Cuba, México y los EE. UU.

La acidificación de los océanos es la reducción del pH del agua de mar, causada principalmente por la absorción de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. La vida marina usa carbonato del agua para construir caparazones y esqueletos. Cuando el agua es más ácida, los animales que dependen del carbonato tienen problemas para construir caparazones y esqueletos y si el agua es lo suficientemente ácida, los caparazones y esqueletos de estos animales pueden disolverse.

La Cumbre Internacional de Acidificación de los Océanos del Golfo de México, que se llevó a cabo el 18 y 19 de octubre en Mérida, Yucatán, México, e incluyó a representantes de agencias gubernamentales, universidades, institutos de investigación, organizaciones no gubernamentales y estudiantes, fue patrocinada por la Beca Furgason del Instituto de Investigación Harte para Estudios del Golfo de México (HRI) en la Universidad Texas A&M-Corpus Christi.

“Este es un esfuerzo que representa la misión y visión de HRI de usar soluciones impulsadas por la ciencia para un Golfo de México ecológica y económicamente sostenible”, dijo el Dr. Xinping Hu, Director de Ciencias y Modelado de Ecosistemas de HRI, quien está estudiando activamente la acidificación de los océanos. “”Estamos felices de comenzar el proceso de conectar a los investigadores de OA y las partes interesadas en los tres países del Golfo, ya que eso es parte de lo que hace HRI”.

Organizadores de la cumbre internacional de OA en México.

La reunión fue copatrocinada por el Sistema de Observación del Océano Costero del Golfo de México (GCOOS) y la Red de Acidificación Costera del Golfo de México (GCAN) del GCOOS. Otras instituciones organizadoras y anfitrionas incluyeron el Centro de Ciencias Marinas y Costeras de San Petersburgo, Florida del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana (CIM-UH — Cuba), el Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC — Cuba), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM — México), el Instituto de Investigaciones Oceanológicas, la Universidad Autónoma de Baja California (IIO-UABC — México) y Kalanbio A.C. (México).

“El Golfo de México es una gran cuenca oceánica con una gran riqueza ecológica, pesquera y turística importante para cada una de nuestras tres naciones”, dijo el Dr. José Martín Hernández Ayón de la Universidad Autónoma de Baja California. “Y cada uno de nuestros tres países tiene la responsabilidad, y el desafío, de comprender y responder a los efectos e implicaciones de AO. Al unir nuestros esfuerzos, podemos aumentar nuestra capacidad para comprender estos problemas y ayudar a quienes toman las decisiones a mitigar los impactos”.

Entre los temas discutidos durante la reunión estuvieron los desafíos que enfrenta cada país, incluidas las vulnerabilidades socioeconómicas conocidas y potenciales y las respuestas biológicas y ecosistémicas a la AO. El grupo también identificó prioridades compartidas para la investigación y observación marina, biológica y socioeconómica, incluidas las necesidades de justicia ambiental, divulgación y comunicaciones, y áreas geográficas prioritarias para el estudio de AO. También se identificaron acciones a más largo plazo que deberán llevarse a cabo para apoyar las colaboraciones multinacionales, que incluyen:

Identificar plataformas de información y datos compartidos;
Estandarización de metodologías de muestreo químico y biológico;
Coordinar las comunicaciones con las agencias reguladoras y los administradores de recursos;
Coordinación de actividades de monitoreo, colaborar enexperimentos de investigación y comparación de resultados a nivel trinacional.

“Esta reunión inicial realmente sentó las bases para las colaboraciones en todo el Golfo de México”, dijo el el Dr. Jorge Brenner, Director Ejecutivo de GCOOS. “Trabajar juntos no solo nos ayudará a evaluar y comprender la amenaza global de la AO, sino que también nos ayudará a servir a nuestras comunidades al encontrar soluciones a los impactos locales”.

“Los próximos pasos para esta colaboración trinacional incluirán el establecimiento de vías y plataformas para facilitar las comunicaciones grupales y aprovechar los esfuerzos de colaboración existentes, como GCAN, en función de las prioridades de investigación compartidas”, dijo la Dra. Kim Yates, Presidenta del Comité Directivo de GCAN y Oceanógrafa investigadora del Servicio Geológico de los Estados Unidos.

“El Golfo de México conecta a Cuba, México y los EE. UU., por lo que la construcción de una red común y colaborativa es crucial no solo para comprender cómo el sistema costero en cada uno de nuestros tres países es afectado, sino también para comprender cómo se ve afectado el gran ecosistema mmarino de Golfo de Mexico”, dijo la Dra. Patricia González Díaz, Directora del Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana. “Juntos, seremos más fuertes”.

“Fue fantástico ver a personas de los tres países que rodean el Golfo de México tan profundamente comprometidas con este tema y trabajando juntas para explorar posibles colaboraciones compartidas de investigación y monitoreo”, dijo el Dr. Nuno Simoes, UMDI-Sisal, Facultad de Ciencias, UNAM. “Trabajar juntos nos ayudará a todos a abordar los impactos y las preocupaciones de la AO”.

About

The Harte Research Institute for Gulf of Mexico Studies, an endowed research component of Texas A&M University-Corpus Christi, is dedicated to advancing the long-term sustainable use and conservation of the Gulf of Mexico. HRI provides science-driven solutionsTM and international leadership in generating and disseminating knowledge about the Gulf of Mexico ecosystem and its critical role in the economies of the Gulf region. Learn more at www.harteresearch.org

GCOOS is the Gulf of Mexico regional component of the U.S. Integrated Ocean Observing System (IOOS) and the only certified system dedicated solely to the Gulf of Mexico. Our mission is to provide timely, reliable, accurate and on-demand information on the open ocean and coastal ocean waters of the Gulf of Mexico to ensure a healthy, clean, productive ocean and resilient coastal zone. www.GCOOS.org

The GCOOS Gulf of Mexico Coastal Acidification Network (GCAN) works directly with scientists, resource managers, stakeholders, and educators to facilitate, synthesize and communicate the state of coastal and ocean acidification science in the region. www.GCOOS.org/GCAN

The USGS St. Petersburg Coastal and Marine Science Center conducts basic and applied research to understand the processes that form and alter coastal and marine environments and the implications of how these processes relate to natural hazards, resource sustainability, and environmental change.